banner
banner
Publicación Humorística de Cuba - fundada en su versión impresa desde 1961
menu menu menu menu menu menu menu menu menu
   
   
 


Por: IsCaJim
Fotos: Perfecto y Meliz

   Comenzaré contando las incidencias que fueron SORPRESAS FUERA DE PROGRAMA.  Las Humorangas ariguanabenses y su plato fuerte el Salón Nacional de Humorismo y Sátira (SNHS), son sinónimo de días de alegría popular y sonrisas cultas. En lo personal disfrute de lo programado, pero hubo en esta XV edición cosas imprevistas o curiosas, que resultan  dignas de comentarlas a los lectores.
  Este SNHS 2018 (del 16 al 18 de abril), estuvo dedicado a Melaíto, el suplemento humorístico del periódico de la provincia de Villa Clara, que cumplirá medio siglo el próximo 20 de diciembre. También se ofrecieron homenajes a figuras como el inolvidable escritor Alberto Luberta, a Blanquito (Francisco P. Blanco), a Zumbado y a Miriam Alonso y Betán.
   Durante el primer día del Salón, luego de varias intervenciones con merecidos elogios a la labor del suplemento villaclareño, pasamos al patio del Museo del Humor donde nos esperaba un enorme cake de cumpleaños. Como es usual, primero había que encender las velas para luego soplarlas y cantar el “Felicidades Melaíto”. Pero, al parecer la ventolera que soplaba allí creyó que ella era la cumpleañera, y se  empeñaba en apagar las velas. Y era gracioso ver la batalla de varias manos con fosforeras quemando dedos y el viento apagando velas. Hasta que los dedos chamuscados vencieron.
  Por falta de espacio no contaré las peripecias del “pique” a cargo de Roland (fundador del suplemento cincuentenario), con un cuchillón demasiado generoso al cortar. Otra situación simpática fue cuando “los tres grandes” del momento: Ñico, Blanquito y José Luis (con tres manos sobre la misma tijera), fueron a cortar la cinta para inaugurar el XV Salón; que no se dejaba picar. Después debían abrir las puertas y ellas tampoco mostraron disposición. Imposible: por dentro estaba pasada una tranca. Ñico lo calificó como “el mejor chiste de la tarde”.
    Otro incidente que merece comentario es el de las caras que ponía el joven caricaturista mayabequense Luirri, quien acaparó varios premios del Salón y colaterales: una escultura de Martí (réplica de la situada en la Tribuna Antiimperialista) donada por el creador Andrés González, una pintura y un diploma hechos por José Luis y otorgados por Palante; un enorme cuadro, piezas de cerámica, etc., cada vez que lo llamaban a recoger su nuevo galardón. Pero, más graciosa fue la cara que tenía cuando tuvo que subir y bajar de la guagua con todo aquello y solo dos manos.
   ¿Y qué decir de Lázaro Miranda que se ganó el Premio de la Popularidad: una caja de cerveza, que muchos hubieran anhelado?, pero LAZ… ¡es abstemio!
   Algo no gracioso, pero sí curioso, fue que Miriam Alonso, subdirectora de Palante, presidenta del jurado del Premio Especial contra la VIOLENCIA DE GÉNERO, producto de dos accidentes (tropezones y caídas) tenía morados en un ojo y magulladuras en la cara. ¿Qué pensaría la gente al verla así?
   También yo debí mostrar una cara horripilante cuando a la hora de tomar notas, descubrí que se me había perdido la fundita con los espejuelos. ¡Wau! (el corazón se me volvió una croqueta). No se rían, que esto es trágico.
  
EL PROGRAMA MUY BUENO
   Dentro de las conocidas limitaciones materiales y económicas, hubo un programa general para la Humoranga que merece una alta calificación. La conducción fue de Isel Chacón, quien es incansable y muy servicial. Gracias, Isel, en lo que a Palante concierne; porque no todo el mundo muestra el mismo espíritu de cooperación.  
  El PROGRAMA fue variado y abarcó dos días en San Antonio y uno en la capital. Dentro de las actividades de la Humoranga se efectuó la premiación del Concurso de dibujo infantil “Riamos siempre”. Y propiamente en el Salón, se hizo la entrega de los premios y menciones al concurso de literatura humorística “Juan A. Cardi”.
   En el patio del Museo se colocaron los textos de las obras literarias premiadas. En otro momento, se presentó y vendió el libro ¿Quién le pone el cascabel al látigo?, del autor Rodolfo Romero Reyes.     
   El día de la clausura del SNHS estuvieron presentes dirigentes y cuadros del Partido, del Gobierno  y de otras instituciones de la Villa del Humor y de la provincia Artemisa. También nos honraron con su presencia: Lourdes, la hija de Cardi, y Caridad Martínez, viuda de Luberta.  
   Hubo a la entrada del Museo piezas en homenaje a Blanquito (se titula: “Dio en el Blanco”) y a Melaíto se le dedicó “la muestra del mes”: el colectivo de los melaos dibujados por Pedruco Méndez y su hijo Janler. Y en el lobby una desmollejante exposición del recorrido editorial de ese colega villaclareño, a lo largo de estos 50 años: “Del centro llega el humor”, y que estará abierta hasta el 25 de agosto. Todo ¡¡mamey!!, en especial lo de Martirena. Son 41 obras de 18 creadores, sacadas de los fondos del Museo.
     La exposición dedicada a Mirian y Betán titulada “15 + 15 = 2” (quince de cada uno), mostró a Juan M. Betancourt en sus diversas facetas como humorista gráfico, y a Miriam con piezas esmeradamente realizadas. La muestra estuvo precedida por toneladas de elogios dichos por Isel y Ma. Elena Arango. Y reveladores testimonios de nuestra subdirectora agasajada.  
   Hubo regalos de cerámica para todos los homenajeados a cargo del taller “Barro sin berro” de Mandy.
   Momentos importantes en la capital, fueron la exposición colectiva “La UBRE con las puertas abiertas”, por los artistas del pincel Brady, Moro, Zardoya, Del Toro, Montos y Hugo; y  la muestra de Ares, titulada “Tocar Madera”.
 Como parte del homenaje al gran escritor humorístico, se realizaron en la galería Pancho Vázquez, del dedeté: la expo “Parodiando a Zumbado”, de Adán Iglesias; la charla “Aquí está Zumbado”, a cargo de Antonio Berazaín, y la presentación que este hizo de su libro Un zoom a Zumbado. La sesión de esa tarde, cerró con la muy elogiada expo de Matirena: “Sin palabras”, en el Estudio Ares, en la Habana Vieja.

MÚSICA, DANZA Y ESTRELLAS 
   La parte cultural contó con las emblemáticas agrupaciones TradiSon y Yaguar. También disfrutamos de las prometedoras voces adolescentes: Rachel Pazos (14 años) y Lorena Domínguez, de 13 abriles, acompañada a la guitarra por su papá Iván. Muchos aplausos arrancó el grupo de niñitas entre cinco y seis años, del ballet infantil que, en la Casa de la Cultura de San Antonio, dirige Beatriz Leypin.
   No podemos pasar por alto la inauguración, en la mañana del miércoles 18, de la expo colectiva “Humor en todas partes”, que tuvo como sede el Centro Provincial Eduardo Abela, en la propia localidad.

 
     
 
Homenaje a Melaíto.   José Luis y Ñico felicitan a Blanquito durante el agasajo del Museo.
 
Miriam Alonso recibió el reconocimiento por la obra de toda la vida.   Inauguración de la Exposición “15 + 15 = 2”, de Miriam y Betán.
     
José Luis alza el premio de Palante: escultura de José Martí,
donada por su autor Andrés González.
     

                 PREMIOS Y MENCIONES DEL “JUAN A. CARDI”:
   El jurado, presidido por Carlos Fundora e integrado además por Mercedes Azcano y Jorge Fernández Era, seleccionó los siguientes trabajos: EN CUENTO el PREMIO fue para Norberto Ramírez Barallobre, por la obra  “La solución”. Y MENCIONES para: María Josefa León Ochoa, por “Extremismo”; Reinier del Pino Cejas, por “Compañía inadecuada”; y Sergio Consuegra Guzmán, por el conjunto de cuentos “El auditor”, “La reunión” y “La llave”.
EL PREMIO EN DÉCIMA fue para Osvaldo Sánchez Díaz, por “¡Qué trabajito!”; y MENCIONES  para Carlos Ettiel Gómez Abreu, por “Ensayo musical”; y Reinier del Pino Cejas, por “La limitación de Hilario”.

                       PREMIOS Y MENCIONES DEL SALÓN
  Según se informó, para el XV SNHS se recibieron en total 110 obras de 32 autores, de las cuales fueron seleccionadas para exponer y competir 74 de 22 creadores. El jurado estuvo integrado por Janler Méndez (presidente), José Luis López y María Elena Arango, y otorgaron los siguientes galardones.. PREMIO AL CONJUNTO DE LA OBRA de Michel Moro Gómez.
PREMIOS EN SÁTIRA POLÍTICA a: Michel Moro Gómez, por “Más armas”, y a Brady Izquierdo Rodríguez, por “Unos que llegan, otros que se van”. Y MENCIONES para Alfredo Martirena, por “Lo que sobra al rico” y para Yoemnis Batista del Toro por el Conjunto de la obra presentada.
PREMIO en HUMOR GENERAL para Michel Moro Gómez, por “Castigo”. Y  MENCIONES para: “Leer no es cosa de juego”, de Alfredo Martirena; para “Descanso”, de Luis Reinier Enrique Torres; “¡¡¡Libertad!!!, de Yoemnis Batista del Toro; y al Conjunto de obras de José Ángel Jiménez.

     
 
Reinier del Pino Cejas, recibe su mención.   Desde Las Tunas llegó María Josefa León Ochoa.
 
Osvaldo Sánchez Díaz, premio en décimas.   Mercedes, directora de Palante, junto a Reinier.
 
Luis Reinier Enrique Torres, recibe el premio "Luis Wilson", de Palante.   Michel Moro Gómez, Gran Premio del Salón.
 
Ganadores de premios colaterales.
 
Norberto Ramírez Barallobre, ganador del premio de Cuento.   El multipremiado caricaturista Rafael Vallbona (Raval).
Entre los premiados Lázaro Miranda (Laz).
 

    Protecciˇn de datos |  Avisar a un Amigo