banner
banner
Publicación Humorística de Cuba - fundada en su versión impresa desde 1961
menu menu menu menu menu menu menu menu menu
 
"H. Nordelo" como suele firmar Gerardo sus caricaturas y textos humorísticos, viene siendo para PALANTE como el equipo Industriales para la capital cubana, porque (aparte de que Gerardo es habanero "industrialista") ha devenido nuestro símbolo, el palo más alto de nuestra nave de sonrisas. Y de ahí que le dediquemos este espacio en el sitio Web, como merecido homenaje.
Gerardo es una de las cinco puntas de esa estrella de Héroes también integrada por los nombres de René, Ramón, Antonio y Fernando, y a quienes de igual forma honramos y defendemos con nuestra obra.
Pero Gerardo, por su condición de humorista nos toca muy de cerca, quien, a sus virtudes ya legendarias, suma la muy especial de ser nuestro colega, y de haber
  estado cercano a PALANTE desde los tiempos en que ni soñaba en infiltrarse dentro de las filas de la mafia de Miami para frustrar los planes terroristas contra Cuba. Por eso, sin pretenderlo, ha devenido para todos los humoristas cubanos un paradigma de amor por esta hermosa y muy humana profesión artística, no sólo por lo que hizo para Palante, para La Aspirina, para Tribuna de la Habana y El Muñe, sino porque después, ha seguido desarrollando la vocación de caricaturista en las peores condiciones en las que el hombre puede ejercerla.
Sí, porque ni las degradantes condiciones carcelarias de encierro en solitario (el "hueco") a las que fue sometido por las autoridades norteamericanas, ni la farsa de juicio amañado y politizado, ni las injustas y abusivas condenas que le fueron impuestas, en ningún momento doblegaron su espíritu. Y tuvo ánimo durante el juicio para satirizar gráficamente aquella mascarada de justicia Made in Miami.
A lo largo de varios años de encarcelamiento en prisiones de alta seguridad, y bajo el constante hostigamiento gubernamental, no se dejó vencer por el desaliento, mantuvo muy en alto su vocación patriótica, su optimismo, su combatividad e hizo caricaturas valientes de gran contenido político y humorístico.
Por eso él es nuestro Gerardo, el de PALANTE, el de todos los humoristas cubanos, y de toda Cuba. Es imposible en unas pocos párrafos de presentación abarcar la inmensidad de su ejemplo, y las circunstancias de su injusto encierro.
La vida merece ser defendida con valor y optimismo. Como dijo nuestro Apóstol José Martí: "En Cuba daremos la vida sonriendo". Y eso es precisamente lo que nos hace fuertes.
 
clic para ampliar Dale un clic a las caricaturas para verlas ampliadas!!!
clic para ampliar
clic para ampliar

    Protección de datos |  Avisar a un Amigo