banner
banner
Publicación Humorística de Cuba - fundada en su versión impresa desde 1961
menu menu menu menu menu menu menu menu menu
 

   La ley que parió  míster “Bulto” (con Helms), harto rechazada, cavernícola y odiada, es para el mundo un insulto.  Ya su Título Tercero, Trump lo activó por completo.  Huele a mofeta y “mofeto”, un ataque tan grosero.
   El Secretario de Estado  (el del apellido feo),  fanático del bloqueo  hace poco lo ha informado.   
   Con las mentiras se intenta  justificar la agresión  contra la Revolución, al tiempo que representa/,  su amenaza imperialista, (por extraterritorial), una injerencia brutal, en todas partes mal vista.
   Insta a HACER RECLAMACIONES,  aquí, y en cualquier lugar,  por tener negociaciones  (que ellos llaman “traficar”) / con negocios expropiados  a sus supuestos ancestros. Negocios ahora nuestros, muy bien nacionalizados.   
La NACIONALIZACIÓN  fue totalmente LEGAL, con nuestra Constitución, derecho internacional y el apoyo general   de toda la población. Y apegada a la moral  en su espíritu y acción. /
   Tuvieron compensación  empresas de Gran Bretaña, Francia, Canadá,  España…  en global negociación.  Y hoy hacen aquí inversiones, igual que otras naciones. Mas no sucedió igual  con las norteamericanas,  que desde épocas tempranas se plegaron a enfilar /  la política agresiva   y cruel del imperialismo  contra nuestro socialismo  y frustró la tentativa. /  Al bloquearnos y romper tratos y negociaciones  no hubo las compensaciones  que se pudieron hacer. /
   Cientos de esos “empresarios” anclaron en La Florida, y formaron su guarida de mafiosos reaccionarios.  Una jauría nutrida  que a más de 60 años  siguen buscando hacer daños  como una forma de vida.
   Opuesta a la Reforma Agraria, y a toda la Revolución, la brigada mercenaria nos invadió por Girón. Fueron muy pronto aplastados, por el pueblo que encontraron,  pero en Cuba provocaron muchos muertos y lisiados.
   Cientos de actos de terror, atentados, bandidismo, hechos con gran cinismo  causaron luto y dolor / en las familias cubanas y en nuestra economía.
 De forma justa y bravía, en respuestas soberanas los tribunales cubanos hicieron reclamaciones  por DAÑOS y afectaciones  MATERIALES Y HUMANOS.
 Fueron dos tandas de juicios  ampliamente divulgados y por TV presentados,
en todos sus ejercicios. 
   El imperio y sus vasallos  deben a Cuba millones y hasta ahora NO han pagado / el importe de los fallos de cubanos tribunales justos, firmes y legales.
   Además, tener presente  (que lo recuerde Pompeo),  que permanece pendiente  
que ellos tendrán que pagar  por LOS DAÑOS DEL BLOQUEO  muchos miles de millones  a Cuba en compensaciones.
   Estábamos en disposición  de entablar conversaciones   sobre indemnizaciones 
y arribar a solución   en un plano de igualdad,   de respeto y seriedad.  Pero todo eso se mata    porque Trump… ¡pateó la lata!
   El bloqueo es ilegal   obsoleto e inmoral,  hasta el Papa lo ha expresado, y en la ONU rechazado por la ASAMBLEA GENERAL  en múltiples votaciones  de los allí reunidos, salvo Estados Unidos,  y su lacayo Israel  que ha hecho tan mal papel.
Y alguna que otra nación  por cómplice o por presión.
    Antes de yo continuar  con los aspectos globales  hay detalles nacionales  que bien quisiera aclarar: Hubo muchísimos dueños  de “mil” negocios pequeños  y casas de apartamentos  que en aquellos momentos  no quisieron emigrar.  Quedaron aquí a vivir  (con todos los beneficios)  y pudieron recibir  por negocios y edificios,  en pingües cuotas mensuales,  el importe valorado por lo nacionalizado  y en condiciones normales.
  Solo NO se compensaron   aquellos MALVERSADORES  ladrones de esos valores. ¡A esos, se les confiscaron! 

 EL OBJETIVO DE LA HELMS-BURTON 
 
   Que no haya Revolución  (y en el fondo: la anexión),   es objeto declarado en ese engendro malvado.  En su mente cavernaria   Trump quiere ahora forzar   lo que no pudo lograr   la brigada mercenaria. 
   En el Título Tercero se autoriza a RECLAMAR lo que dicen se les debe 
desde el PRIMERO DE  ENERO  del año 59. Y debemos recordar que, en aquellos albores, huyeron de este lugar asesinos, los peores, y viles torturadores.
   Dos mentiras se han blandido  y que no tienen sentido: la de que no fue legal  
(a lo cual me he referido). Y la otra mentira crasa  de que somos amenaza (por no habernos sometido).
  PARA EL BLOQUEO QUITAR primero deben pasar un montón de requisitos  inadmisibles, malditos: Derrocar nuestro sistema   y someternos al amo, pagarles  TODO el reclamo   y no causarle problema al yanqui INTERVENTOR  que ellos van a mandar  para en Cuba gobernar.
  Nuestra Cuba habrá pasado a ser un PROTECTORADO. Una presa que cazada, bien podrá ser devorada. Como a Iraq nos tratarán, o Libia o Afganistán.
  Nada les limitará  en hacer aquí su antojo,  tratándonos cual despojo, sin medidas, a sus anchas,   y traidores resentidos  vendrán de Estados Unidos  a saciar viejas revanchas. Muy dispuestos a aplicar  “licencia para matar”. Serán lobos sanguinarios  asolando vecindarios. “Abu Ghraib” lo tendremos  con sus excesos y extremos, y hasta “cárceles secretas”  podrían estar en sus metas.
        
   Veamos al “menudeo”   a cómo nos toca el saqueo    impuesto por sus DEMANDAS  (que no son chicas ni blandas): Los cubanos que aquí estamos,  respondiendo a sus reclamos,  les deberemos pagar cuanto exijan cobrar  o debemos devolverles las casas donde habitamos  o terrenos y parcelas donde ahora hay escuelas,  consultorios, hospitales,  nuevos centros laborales, negocios particulares,  o hay empresas estatales (gas, agua, electricidad) que por nuestra  sociedad, hasta  ahora hemos pagado con un precio subsidiado. La cosa será tan dura, que tendremos que pagar,  cada día por botar,  la jabita de basura.
  Y les diré otros factores crudos y desgarradores, que debemos alertar para conscientes estar: Los niveles ejemplares de salud que hoy exhibimos y el orgullo que sentimos  ayudando a otros lugares, salvando miles de gentes en todos los continentes,  serán cosa del pasado  con un futuro frustrado.  Bajo la bota infernal  del régimen colonial  que impondrá el imperialismo, no habrá internacionalismo.       
   Cuando cierren bruscamente tantos centros laborales que antes fueron estatales debemos tener presente, otro trágico detalle: se lanzarán a la calle SIN TRABAJO NI SUBSIDIO (abocados al suicidio), miles de trabajadores, técnicos medios y obreros, a pesar de sus valores, e importantes ingenieros.
   El “gran” gobierno imperial, egoísta e indolente, ni siquiera tendrá en mente   la SEGURIDAD SOCIAL.  Al cerrarse las escuelas estatales, gratuitas, sobrevendrán las secuelas,  con miserias infinitas.  Habrá NIÑOS HARAPIENTOS, descalzos y sin alimentos, mendigando en los portales, y sufriendo peores males.     
   Huérfanos sin protección   debido a la represión;  sus padres asesinados   o encerrados en prisión.  Revivirán ancestrales infames ODIOS RACIALES y veremos indignados como son DISCRIMINADOS, pues ya no habrá como ahora la voluntad oficial de conjurar ese mal, y que justo los valora, con igualdad y amor, sin importar el color.  Diferencias abismales en los estratos sociales.
  Se verán abandonados  los DISCAPACITADOS, que con la Revolución  tuvieron suma atención.  Los ANCIANOS desvalidos se quedarán sin “hogares”, sin salud ni familiares, en el ocaso sumidos, arrojados a su suerte en el andén de la muerte. Bruscamente reducida  la expectativa de vida.
   En tan amarga jornada  ya habrá MAFIA ORGANIZADA, como en los años cincuenta, dedicadas a la “renta”, y al sucio “trato de blancas”, las drogas, pornografía… Se nos colará una tropa  de agentes de la CIA, espiando hasta en la sopa. Habrá otras bases navales   ocupando nuestra tierra  con sus ínfulas de guerra.  Y en los centros urbanos  reclutarán los cubanos  como “carne de cañón” para cualquier invasión. Luego regresarán a puertos  traumatizados o muertos.  
   Serán extensas las listas   de los COOPERATIVISTAS y AGRICULTORES PEQUEÑOS que dejarán de ser dueños,  si aquellos terratenientes o eventuales descendientes,  además de tanta bulla,  “se salieran con la suya”.   

   Pero Cuba tiene historia   de rebeldía y de gloria, herederos del mambí, de Maceo, de Martí, de Raúl y de Fidel, y enfrentará a todo aquel que arrebate las conquistas, beneficios socialistas. El pueblo hará resistencia a la infame ocupación  y los yanquis, sin clemencia, impondrán más represión.
  Aquí el “águila rapaz”  no tendrá sosiego y paz,  de un lado a otro del mar, aunque haya que luchar  150 años más, en una dura porfía  por nuestra soberanía.
   Mas, no será necesario  llegar a tal corolario. Tenemos la LEY 80, con la que Cuba se enfrenta  a tan infame DEMANDA, de míster Trump y su banda.  Nuestra ley de DIGNIDAD tiene bien articulado   que en Cuba queda ANULADO  cualquier intento imperial o de la mafia miamense. ¡Que el Tío Sam ni lo piense!
   ¿Devolver? ¿Con qué derecho?  No hay reclamación que valga,  salga de donde salga. Ninguna ley extranjera manchará nuestra bandera. Tenemos CONSTITUCIÓN, leyes y Revolución. Y aquí solo manda unido nuestro pueblo agradecido.

     

    Protecciˇn de datos |  Avisar a un Amigo